Contando los días para volver

Desde que me enteré que se iban a celebrar unas convivencias en noviembre contaba los días para marcharnos.

Es realmente bonito poder volver a ver a amig@s con los que no tienes la suerte de estar habitualmente. Fueron tres días (cortos) aunque muy muy intensos. Pudimos volver a reunirnos campistas y monitor@s, poder de nuevo charlar, pasar buenos ratos, realizar actividades y sobre todo, poder volver al campamento de verano, como si estuviéramos allí otra vez.

Fueron tres días fantásticos, y espero con ansia que se vuelvan a celebrar muchas más convivencias, ahora que “La Risotada” se hace más grande.

FDO: MIJUEL 15

Mi mejor momento en la risotada

El momento que más ha cambiado mi vida en todos los años que llevo en estos campamentos, es un velada en la cual nos teniamos que decir cosas positivas de cada uno de nostr@s y a la vez críticas constructivas.

En ese momento me hicieron ver toda la currada que los monitores y monitoras hicieron solos para que estos se realicen, sin contar la otra currada de las actividades y veladas que tenían que tener preparados para dichas fechas.

Otra cosa que pude apreciar es, que todos los monitor@s y compañer@s de estos campamentos nos ayudan a resolver todo tipos de conflictos y no solo conflictos si no que los tenemos para cualquier cosa, si necesitamos ayuda estan ahí y si necesitamos cariño nos lo dan.

Pero lo que mas me marcó de esa velada, es que me di cuenta del hermano que tengo; en lo bueno y en lo malo, que es mi mejor amigo, que sin duda es lo que más quiero en este mundo.

Un saludo a todos los monitor@s.

FDO: ALMUDIS PEQUEÑO 14

Vengo de nuevas y me quedo

Yo solo fui en verano este año y a las convivencias de Aguarón, no soy como muchas personas que llevan allí muchos años y ya se conocen mucho y tal, pero aún así en verano cogí mucha confianza con tod@s y conocí a mucha gente.

Me alegro un montón de que me dijeran de apuntarme porque es una experiencia increíble y ojalá hubiera más a menudo salidas con la asociación, porque es muy divertido y es una fantástica idea para conocer a gente increíble, y bueno los monitor@s… que son los que dan vida al campamento.

Bueno y de las convivencias de Aguarón tengo que decir que me lo pase de fabula; El museo de los instrumentos de la música fue muy interesante, y las actividades como siempre muy originales, es una pena que no duren más días.

Es una experiencia inolvidable y estoy ansiosa por tener más campamentos, convivencias y encuentros para pasármelo muy bien y juntarnos tod@s de nuevo.

Fdo: MARTA 17

Asociación de Tiempo Libre